INFORMACIÓN AL CLIENTE


Se distinguen cuatro calidades de importancia gemológica:

Muy difícil de encontrar, son trozos de lapislázuli o gemas hechas con trozos de piedra que no tienen manchas, se reconocen como piezas raras.
Zonas de color ultramarino, surcadas por discretas manchas blancas de límites precisos.
Jaspeado intenso, su fondo azul puede ser más o menos profundo, con vetas blancas y grises.
El azul es relativamente claro, con abundantes impurezas marmóreas y metálicas.
Se denomina desmonte. De color azul sucio, lleno de impurezas y con estructura muy quebradiza.
Bibliografía “El Mundo de las Piedras Preciosas Dr. Juan Grau”

¡RECOMENDACIONES!

1Cuidados al producto:
Evite mojar los productos con cobre, bronce y lapislázuli; esta afectará su brillo y textura, al ser expuesto al agua en forma reiterada. La joyería y ornamentos en cobre bronce, se encuentran protegidos por una lámina de laca que será removida por usted si utiliza algún tipo de abrasivo para limpiar el producto.
2Limpieza general de productos:
Utilice una franela para sacar el polvo e incrementar el brillo Utilice un cepillo dental de cerda suave para llegar a lugares de difícil acceso, para sacar el polvo y recuperar brillo.
3Limpieza de mantención en joyería de plata:
Utilice toallas Connoisseurs – wipes, fácil de utilizar. Siga las instrucciones que aparecen en el envase.
4Limpieza profunda en joyería de plata:
Utilice limpiador de plata TarniShield de 3M o Silber Intensiv Pflege de Poliboy, no desgasta el metal, no daña el lapislázuli y es fácil de aplicar. Siga las instrucciones que aparecen en el envase.